;
;
;
Apellido Nombre Teléfonos
Galvez Raul

 

# 959918400

Galvez Jose

(054)958946027-*416024

(054)958985588-(054)992617521

Casa 409461

Contactenos para

publicar su anuncio

hola visitante

Mira mi nuevo album de fotos y videos, Agrega mis enlaces y dejame un comentario. Gracias por su visita.

¡Recomienda esta página a tus amigos!
Powered by miarroba.com
gallos peruanos
Gallos Peruanos
gallos de Colombia
castadero gallo alegre
www.jennyflexxx.jimdo.com
Rep Dominicana
Gallos Chilenos
Gallos Chilenos
Chile
Chile
gallos arequipa
gallos arequipa
Chiclayo
Chiclayo
paia de Chile
gallos de Arequipa

Ficha de gallo

Fecha Final del Campeonato de Criadores

Tabla del campeonato de Criadores de Gallos de arequipa

 

Ponedoras: Enfermedades y parásitos

Autor: Luis Ardila

ENFERMEDADES
Bronquitis infecciosa
Agente causal: Esta enfermedad es causada por un coronavirus, el cual afecta sólo a pollos y gallinas.
Síntomas: Se producen ruidos respiratorios típicos de la enfermedad, tanto en aves jóvenes como en adultas, incluyendo jadeos, estertores (debido a la mucosidad de la tráquea), tos, secreción nasal y ojos llorosos. Basándose solamente en los síntomas respiratorios, es difícil diferenciarla de la enfermedad de New Castle. A diferencia con la enfermedad de New Castle, la bronquitis nunca presenta síntomas nerviosos y la mortalidad es menor, la producción de huevo aunque también se afecta, nunca baja hasta cero, la calidad del huevo se altera durante más tiempo y las aves tardan más en normalizar la postura.
Transmisión: La enfermedad se transmite fácilmente por medio del aire y cualquier otro medio mecánico. La bronquitis generalmente afecta a todo un lote de aves en forma simultánea, completando su curso respiratorio en 10-15 días.
Tratamiento y control: No existe un tratamiento específico y una vez que se presenta es difícil de controlar. Se puede producir inmunidad rápidamente mediante la aplicación de la vacuna. La vacuna de las cepas Connecticut o Massachusetts atenuadas, solas o en combinación, pueden aplicarse desde el primer día de nacidas.
Cólera aviar
Agente causal: Es una enfermedad muy contagiosa de los pollos, pavos y otras aves. Es causada por una bacteria llamada Pasteurella multocida.
Síntomas: Puede presentarse en tres formas:
1. En la forma aguda, el cólera aviar ataca todo el cuerpo, afectando a gran cantidad de animales y causa una mortalidad elevada. Gran cantidad de las aves dejan de comer y beber, perdiendo peso en forma rápida; pudiendo presentarse diarrea de color amarilloverdoso y una marcada caída en la producción de huevos. Puede ocurrir parálisis debido a las inflamaciones de las patas y dedos.
2- En la forma sobreaguda, produce la muerte súbita de animales aparentemente sanos. El ataque es tan rápido que el mismo avicultor puede no notar que está ante un brote de la enfermedad.
3- En ocasiones puede adoptar la forma crónica, en la que la enfermedad se localiza, provocando inflamaciones en la cara y barbillas de las gallinas. Las barbillas pueden tomar un color rojo vino y sentirse calientes al tacto.
El cólera por lo general no se presenta en pollos jóvenes, pero sí en los pavos.
Transmisión: Los desechos físicos de las aves enfermas contaminan el alimento, agua y la cama, infectándose así los otros animales sanos. También pueden infectarse cuando las aves sanas picotean los cadáveres de animales que padecieron la enfermedad. El brote se presenta entre los cuatro y nueve días después de contraída la infección.
Tratamiento y control: Para su tratamiento se ha recomendado el uso de sulfas, como la sulfaquinoxalina. Otros productos como enrofloxacina y fosfomicina se recomiendan para el tratamiento de esta y otras enfermedades respiratorias.
Para controlar la enfermedad se recomienda eliminar pronto los cadáveres, con el fin de no sean consumidos (canibalismo) por las otras aves. Se debe hacer una limpieza y desinfección total de las instalaciones
y equipo. La aplicación de bacterinas es aconsejable en la mayoría de las zonas donde exista un alto grado de riesgo de que se presente un brote.
Coriza infecciosa
Agente causal: Esta enfermedad es producida por una bacteria llamada Haemophilus gallinarum.
Síntomas: Entre los primeros síntomas se presentan estornudos, seguidos por una supuración maloliente e inflamación de los ojos y senos nasales. Conforme avanza la enfermedad, el exudado se vuelve caseoso (como queso) y se acumula en los ojos; produciendo hinchazón y en muchos casos hasta la pérdida de los ojos. El problema se puede acelerar o agravar cuando se presentan cambios bruscos de las corrientes de aire, de temperatura, humedad, o por la desparasitación y vacunación. Generalmente disminuye el consumo
de alimento y la producción de huevos.
Transmisión: La enfermedad se puede transmitir de un animal a otro y de una parvada a otra por contacto directo, por medio de las partículas de polvo que mueve el aire entre galerones o por medio de las personas que cuidan de los animales.
Tratamiento y control: El mejor control es mediante la prevención, criando nuevos lotes de pollitas en galpones alejados de las aves viejas o de aquellas sospechosas de ser portadoras de la enfermedad.
No existe un tratamiento específico, aunque se recomienda el uso de antibióticos para evitar posibles infecciones secundarias.
Se puede aplicar antibióticos como la estreptomicina por vía intramuscular en una dosis única de 200 miligramos por polla o gallina, o de 300 a 400 miligramos por gallo. La eritromicina en el agua de bebida, en dosis de 0,5 g/galón (3,785 l) durante siete días, o en el alimento a razón de 92,5 g por tonelada, durante 7 a 14 días.
Encefalomielitis aviar
Agente causal: La enfermedad es causada por un "enterovirus" del grupo de los picornavirus. Generalmente afecta a aves entre la primera y tercera semana de edad y a las adultas durante el período de postura.
Síntomas: Los síntomas se presentan con más frecuencia en animales jóvenes, al manifestar un caminar vacilante, incoordinación y hasta parálisis parcial o total. A medida que aumenta la incoordinación
muscular, las aves tienden a sentarse sobre los tarsos (talones), empeorando hasta que ya no puedan caminar. Al manipular estas aves, se puede sentir los temblores rápidos del cuerpo.
Transmisión: La encefalomielitis se transmite principalmente por medio de los huevos de aves infectadas; aunque no se descarta la posibilidad de propagarse en forma directa o por medio de las heces.
Tratamiento y control: No existe tratamiento curativo y se recomienda el sacrificio de los animales jóvenes afectados. Los reproductores vacunados después de las 10 semanas de edad transmiten la inmunidad
a la progenie por medio del huevo.
Enfermedad respiratoria crónica (aerosaculitis)
Agente causal: Es causada principalmente por Mycoplasma gallisepticum, aunque también se ha encontrado Escherichia coli.
Síntomas: Los primeros síntomas se asemejan a los producidos por las enfermedades de New Castle y bronquitis infecciosa, tales como dificultad al respirar, mucosidad nasal y estertores de la tráquea.
Con frecuencia se encuentra un material blancuzco y espumoso en la tráquea y sacos aéreos. En los casos avanzados de la enfermedad se puede apreciar el hígado y corazón cubiertos por un exudado de color blanco o amarillo. El curso de la enfermedad es lento.
Transmisión: La enfermedad se transmite por contacto directo, de una ave a otra o por medio de las partículas de polvo que lleva el viento de un galpón a otro. El problema principal es que las gallinas pueden transmitir la enfermedad a sus hijos por medio del huevo.
Tratamiento: Aunque el tratamiento con antibióticos específicos da resultados satisfactorios, económicamente hablando, lo mejor es su control mediante la eliminación de los animales enfermos. Las pruebas serológicas permiten detectar las reproductoras positivas a nivel de granja, con lo que se puede ofrecer aves libres de esta enfermedad. Los huevos fértiles podrían tratarse con antibióticos como el tartrato de tilosina, para eliminar los microorganismos de M. gallisepticum.
El glutamato de eritromicina en concentraciones de 2 g/galón de agua durante tres días ha reducido notablemente la infección.
El tartrato de tilosina se emplea con muy buenos resultados en dosis de 0,5 g/l de agua, durante 2-3 días, dependiendo de la infección.
Gumboro o bursitis
Agente causal: Esta enfermedad es causada por un birnavirus, el cual es muy resistente a las condiciones ambientales desfavorables, por lo que se dificulta su erradicación de las granjas infectadas.
Síntomas: Muchas veces, el primer síntoma de la enfermedad de Gumboro o Bursitis es un ruido respiratorio. Otros síntomas que se pueden apreciar son decaimiento, plumas erizadas, temblores, diarreas acuosas y prostración. Los brotes ocurren con más frecuencia cuando las aves tienen de 3 a 8 semanas de edad. La mortalidad por lo general no sobrepasa el 10% y en una segunda infección del mismo lote, la mortalidad es aún menor.

La Bolsa de Fabricio (ubicada sobre la cloaca), se encontrará inflamada y su tamaño puede ser dos o más veces su tamaño normal. En animales sanos, la Bolsa de Fabricio es más pequeña que la vesícula. En los casos crónicos, la bolsa será más pequeña (se atrofia), por lo que la respuesta a la vacunación es menor, aumentando la susceptibilidad a otras infecciones.
Transmisión: La enfermedad es muy contagiosa y se transmite por contacto directo de las aves, de sus excrementos; o por medio del equipo y ropa de los operarios.
Tratamiento: Todavía no se conoce un tratamiento adecuado. La prevención, de las reproductoras y las aves jóvenes, mediante la vacunación es el mejor control de la enfermedad. El método más eficaz para controlar la enfermedad de Gumboro es la de inducir una alta inmunidad a las madres, la cual es transmitida a sus hijos por medio del huevo.
Influenza aviar
Agente causal: Al igual que otros virus de la influenza aviar, pertenecen a la familia Orthomyxovridae. Todos
los virus de la influenza que afectan a los animales domésticos son del grupo "A". Los otros grupos "B" y "C" afectan sólo al ser humano; sin embargo el tipo "A" es el que origina generalmente las epidemias más importantes en el hombre.
Síntomas: Las infecciones causadas por Influenza Aviar Altamente Patógena (IAAP) dan como resultado una marcada depresión, plumas erizadas, inapetencia, sed excesiva, caída en la producción de huevo y diarrea acuosa. Esta última es de un color verde brillante, modificándose a casi totalmente blanca.
Las aves adultas con frecuencia presentan inflamación de las barbillas y crestas, además de edema alrededor de los ojos.
A menudo se encuentran las puntas de las crestas con un color cianótico o morado.
Los últimos huevos puestos después de iniciado el brote, por lo general son sin cascarón. Los síntomas respiratorios pueden o no ser un factor significativo de la enfermedad, debido a la gravedad de la lesión en la tráquea y a la acumulación de mucosidad. La mortalidad y morbilidad, de hasta un 100%, puede presentarse
durante las primeras 24 horas y prolongarse hasta una semana o más; aunque algunos animales gravemente afectados podría recuperarse.
Esta enfermedad puede confundirse fácilmente con New Castle o con enfermedades agudas bacterianas como el cólera aviar.
Transmisión: Se cree que las aves acuáticas migratorias son generalmente las responsables de introducir el virus en los pollos y gallinas. Las investigaciones indican que el virus se extiende de unas a otras por medio del movimiento de las aves infectadas, equipo, cartones para huevo o camiones con alimento contaminado y por medio del agua contaminada con secreciones y por vía aérea o aerosol, cuando estornudan los animales infectados.
Tratamiento y control: Las vacunas inactivas en aceite han demostrado ser efectivas, tanto para reducir la mortalidad como para prevenir la enfermedad.
El tratamiento con hidrocloruro de amantadina ha sido aprobado para uso en humanos desde 1966 y es efectivo para atenuar la severidad e incidencia de Influenza Aviar. Puede administrarse por medio del agua de bebida.
No existe evidencia que justifique inquietud alguna de que los virus aviares sean una amenaza para los humanos.
Enfermedad de Marek
Agente causal: La enfermedad es causada por un virus herpes.
Síntomas: En pocas ocasiones ocurre que algunos animales mueren sin presentar los síntomas característicos de la enfermedad; sin embargo, en la mayoría de los casos la afección se presenta en los nervios ciáticos, lo cual les produce cierto grado de parálisis de las patas y alas. En casos avanzados se ve a los animales caídos con una pata estirada hacia adelante y la otra hacia atrás, y una de las alas caídas, como tratando de apoyarse en ella. Como parte del complejo de leucosis, también se puede observar tumores en el hígado, pulmones, riñones, ovarios, ojos y en otros órganos.
Debido a la parálisis de las patas, los animales no pueden movilizarse hasta los comederos y bebederos, por lo que gradualmente pierden peso hasta que postradas en el suelo, mueren por inanición.
Los músculos de la pechuga se reducen casi por completo, palpándose sin carne el hueso del esternón o quilla. Los síntomas aparecen generalmente después de las 15 semanas de edad; siendo la mortalidad superior al 50 % en lotes de aves no vacunadas.
Transmisión: La transmisión del virus se lleva a cabo principalmente por medio de las escamas que se desprenden de los folículos (raíz) de las plumas, las cuales se transportan por el viento.
Estas escamas se adhieren a las partículas de polvo que se acumula en las paredes y cedazo de los gallineros, donde puede sobrevivir por más de un año en esas condiciones. De ahí la importancia que tiene la sanidad en las instalaciones, por lo que se debe sacudir los cedazos con frecuencia.
Tratamiento y control: Hasta el día de hoy no se conoce ningún tratamiento contra la Enfermedad de Marek. Su control se realiza mediante la vacunación de todos los animales, por la vía subcutánea en dosis de 0,2 ml, durante las primeras 24 horas de vida. Esta vacuna protegerá a las aves durante toda su vida. La vacuna debe ser aplicada a las aves recién nacidas antes de que salgan de la planta de incubación.
New Castle
Agente causal: La enfermedad de New Castle es producida por un paramyxovirus. Aunque se conoce solo un serotipo del virus, se han aislado diferentes cepas, que se clasifican de acuerdo a su virulencia o la velocidad con que pueda matar al embrión. La cepa "lentogénica" (La Sota) es la que tarda más tiempo en matar el embrión, la "mesogénica" (B1 y Roakin) es la cepa intermedia, y la "velogénica" (Kansas) la cepa más patógena y que toma menos tiempo en matar el embrión.
Actualmente el país se encuentra libre de esta enfermedad y así fue declarado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos de América (USDA).
Síntomas: Los primeros síntomas son problemas respiratorios con tos, jadeo, estertores de la tráquea y un piar ronco, siguiendo luego los síntomas nerviosos característicos de esta enfermedad; en que las aves colocan su cabeza entre las patas o hacia atrás entre los hombros, moviendo la cabeza y cuello en círculos y caminando hacia atrás.
La mortalidad puede ser mayor al 50 % en animales jóvenes, en ponedoras, aunque no es tan alta, aparecen los síntomas respiratorios y la producción de huevos baja a cero en uno o dos días. La producción se recupera unas seis semanas después, pero se encontrarán huevos con la cáscara delgada y deforme, y algunos hasta sin la cáscara. En los animales afectados con New Castle se puede observar a veces una diarrea verdosa que indica la falta de ingestión de alimentos.
Transmisión: Esta enfermedad es muy contagiosa y se transmite por medio de las descargas nasales y excremento de las aves infectadas.
Tratamiento y control: No existe ningún tratamiento efectivo contra la enfermedad de New Castle. El único control se logra mediante la vacunación, la cual se repite varias veces durante la vida del animal. Se recomienda como norma general, la primera vacunación a los cuatro días de nacidas con la Cepa B1 del tipo suave, luego se continúa a las cuatro y doce semanas con la Cepa La Sota. De aquí en adelante se vacunará cada tres meses con la Cepa La Sota. Para facilidad de aplicación, cuando son lotes grandes de aves, se recomienda hacerlo por medio del agua de bebida, en cantidad suficiente como para que la puedan consumir en unos 15-20 minutos. Como estabilizador, al agua se le debe agregar leche descremada en polvo, a razón de una cucharada por galón.
Viruela aviar
Agente causal: Es producida por el virus (Borreliota avium), el cual se disemina muy lentamente. En nuestro medio rural se le conoce como "bubas" y "pepilla".
Síntomas: La viruela aviar se presenta en dos formas:
- La forma húmeda o diftérica, afecta las mucosas de la garganta, boca y lengua, provocando la formación de úlceras o falsas membranas amarillentas; y
- La forma cutánea o seca, que produce costras o granos en la cresta, barbillas y cara.
A pesar de que la forma cutánea es la más frecuente; la forma húmeda produce una mortalidad más inmediata. En brotes severos, los animales se ponen tristes, dejan de comer y bajan de peso. Los síntomas característicos de las pústulas o granos de la cara y cresta así como los parches amarillos necróticos de la garganta y boca son difíciles de confundir.
Estos parches necróticos en la boca, conocidos en nuestro país como pepilla, y los granos de la cara no se deben de eliminar, pues al quitarlas dejan úlceras sangrantes y se aumenta el contagio a otros animales sanos.
Transmisión: El virus se transmite por contacto directo, de un animal a otro o por medio del alimento o agua de
bebida. Los zancudos u otros insectos que chupan sangre podrían ser transmisores de esta enfermedad entre aves y galerones. Los animales que han padecido la enfermedad y se recuperan, quedan como portadores del virus, por lo que se recomienda eliminarlos o al menos no mezclarlos con animales más jóvenes y sanos.
Tratamiento y control: No existe ningún tratamiento efectivo, aunque se recomienda el uso de antibióticos con el objetivo de evitar infecciones secundarias. El uso de la vacuna es una práctica común entre los avicultores, quienes lo hacen de rutina por su bajo costo y facilidad de aplicación. Se recomienda revacunar cuando algún animal aparezca con los síntomas descritos.
Para evitar brotes severos de la enfermedad, se debe vacunar de inmediato a todos los animales que no muestren los síntomas característicos; sin embargo, una vez que se maniieste alguno de ellos, no es aconsejable vacunar, ya que una fuerte reacción a la vacuna les podría ocasionar la muerte.

PARASITOS
XVI.1 Internos
Esta sección se refiere básicamente a los parásitos que afectan el tracto digestivo. Algunos de estos consisten de una sola célula, como los coccidios, que son protozoarios y no pueden verse a simple vista.
Los parásitos internos causan pérdidas millonarias a la avicultura en el mundo entero; sin embargo, muy pocos productores tienen la costumbre de buscar la presencia de parásitos en forma periódica, en el excremento de sus aves. La mayoría de estos parásitos se observan a simple vista, especialmente la lombriz intestinal grande, llamada ascaris (Ascaridia galli) y la tenia o lombriz plana, conocida comúnmente como "solitaria".
Existen otras lombrices más pequeñas que a veces no se distinguen con facilidad a simple vista, como la cecal (Heterakis gallinae) y la capilar.
Como regla general se pueden desparasitar las aves a las ocho semanas de edad y repetir a las 18 semanas con algún vermífugo triple. Si se sospecha de la presencia de algún tipo de parásito en las heces, lo más recomendable es enviar muestras al laboratorio para ser analizadas y que ellos le recomienden el vermífugo a utilizar.
Protozoarios
Coccidiosis
Es producida por un protozoario (animal de una célula) que ataca el sistema digestivo; en especial el intestino delgado, los ciegos y el intestino grueso. La coccidiosis es una enfermedad que ataca tanto a los pollos como a los pavos y muchos otros animales. Los coccidios son parásitos muy específicos en cuanto al huésped, así la especie que afecta a las gallinas no afectará a los pavos ni a otros animales.
Son tan específicos, que algunas especies de coccidios afectan sólo una determinada área del tracto digestivo, como en el caso de las aves de corral. Se conocen nueve especies diferentes de coccidios, pero son cinco las que causan los mayores daños en la avicultura mundial. Cada una de las especies afecta una porción diferente del tracto: Eimeria acervulina (mitad superior del intestino delgado), E. tenella (ciegos), E. necatrix (mitad media del intestino delgado), E. maxima (mitad inferior del intestino delgado) y E. brunetti (mitad inferior del intestino delgado, recto y cloaca).
Estos organismos destruyen las células del tracto digestivo que normalmente son las que absorben los alimentos. Las formas agudas de la coccidiosis producen serios daños en los tejidos, causando hemorragias y al final hasta la muerte.
Ciclo de vida: Los coccidios pasan por diferentes estadios de desarrollo que empiezan y terminan en lo que se denomina ooquiste coccidial. Con la presencia de factores como la humedad, oxígeno y la temperatura adecuada, hacen que dentro del ooquiste se desarrollen cuatro esporas que contienen dos esporozoitos cada una. Cuando un ave ingiere un ooquiste esporulado o maduro, los ocho esporozoitos salen del mismo e invaden las células epiteliales de la pared intestinal. Una vez dentro de la pared intestinal interna, los coccidios se dividen repetidamente mediante un proceso de reproducción asexual, produciendo grandes cantidades de cuerpos llamados merozoitos, los cuales son los que producen mayor daño en las paredes internas del intestino y ciegos.
Al salir los merozoitos de las células del epitelio, rompen la pared celular, lo cual produce una hemorragia. Esta hemorragia en uno de los síntomas característicos de la coccidiosis, pues la sangre se puede observar a simple vista en las heces.
Transmisión: La coccidiosis se transmite de un ave a otra por medio del alimento y/o el agua de bebida contaminados o cualquier otro material que contenga coccidios. Los ooquistes pueden ser transportados
de un lugar a otro por medios mecánicos, como el equipo, trabajadores, animales domésticos u otras aves.
Los ooquistes pueden sobrevivir en suelos húmedos por períodos de más de un año. En ocasiones, de un momento a otro, se presentan brotes de coccidiosis en galeras donde se han desarrollado otras aves por más de año y medio, sólo se necesita que ocurran en forma simultánea condiciones de humedad y altas temperaturas para que los ooquistes se vuelvan infecciosos.
Prevención: Prácticamente en todas las camas de los gallineros se encuentran coccidios, por lo que es casi imposible evitar que en cualquier momento se presente un brote. No obstante, el grado de infección de coccidiosis se puede mantener bajo, si se tiene una adecuada sanidad y especialmente, la cama seca. Por esta razón se debe mantener en buen estado los bebederos, evitando que se produzcan focos de humedad debajo de los mismos o que se meta el agua de lluvia.
Con el uso de coccidiostatos en el alimento concentrado, se logra producir una moderada infección, con lo cual las aves adquieren inmunidad. La inmunidad a una especie no protege contra las
demás.
Tratamiento: En el comercio se pueden conseguir varios coccidiostatos para administrar con el alimento concentrado, en forma preventiva. Uno de los mejores productos para el tratamiento de la coccidiosis es la sulfaquinoxalina, aunque en caso de no poder conseguirla en el mercado, se puede utilizar la sulfasuccidina o sulfametazina para uso humano.
Estas se adquieren en la mayoría de las farmacias.
B. Lombrices
Estas son los parásitos más grandes que afectan a las aves. Las lombrices afectan el desarrollo y productividad de todas las aves infestadas, aumentando por eso los costos de alimentación. Además, cuando el ave se debilita por la infestación de las lombrices, éstas son más susceptibles a ser atacadas por otros organismos.
Ascaris
La lombriz grande, Ascaridia galli, es una de las más comunes que afecta a las aves. Estas pueden medir entre cuatro y ocho cm de longitud, redondas, de un cuerpo relativamente grueso y de color blanco amarillento.
Cada hembra produce gran cantidad de huevos (unos 5.000 por día), los cuales son expulsados, en forma inembrionada, junto con las heces. Una vez fuera del ave, si existe buena humedad y altas temperaturas, se vuelven infecciosos en un período de unos diez días. En ésta última forma, cuando son ingeridos por otra ave, pueden desarrollarse nuevamente hasta llegar al estado de lombriz adulta. Las lombrices adultas se pueden observar a simple vista en la excreta de las aves.
Tratamiento: El uso de piperazina es el más indicado para eliminar el ascaris.
Cecales
La lombriz cecal, Heterakis gallinae, es idéntica al ascaris, en su presentación y su ciclo de vida; excepto por su tamaño, la cual puede medir unos 12 mm.
Las lombrices adultas pueden observarse con facilidad en los "ciegos" de las aves infestadas.
Tratamiento: Al igual que el ascaris, la piperazina es el producto a usar para el control de la lombriz cecal.
Tenias
También llamadas lombrices planas o "solitarias", por su aspecto chato; son segmentados y de color blanco, con aspecto de una cinta. Existen más de diez especies de tenias, aunque sólo unas seis o siete especies son las que afectan a los pollos. La mayoría son bastante grandes y miden hasta 15 cm, pero algunas de las pequeñas podrían pasar inadvertidas.
Este parásito se adhiere a la mucosa del intestino mediante unas ventosas que posee en la cabeza. Los segmentos, cada uno de los cuales tiene los órganos sexuales masculinos y femeninos se forman detrás de la cabeza; los cuales se desprenden cuando llegan al extremo posterior del cuerpo; en esta etapa están llenos de huevos.
Una vez fuera del cuerpo del huésped no infectan al ave, éstos deben ser ingeridos por un huésped intermedio como los caracoles, babosas, etc., para los cuales si son infecciosos. El tipo de huésped intermedio depende de la especie de tenia. El ave luego ingiere al huésped intermedio y ahí es cuando vuelve a infestarse.
Tratamiento: Se recomienda el uso de vermífugos triple para la eliminación de las tenias, el cual también elimina las otras lombrices redondas.
XVI.2 Externos
Los parásitos que afectan externamente el cuerpo de las aves se alimentan principalmente de células muertas de la piel y plumas (como los piojos) o bien extraen la sangre o jugo de los tejidos (linfa), como los ácaros, garrapatas, pulgas, chinches mosquitos, etc.

Piojos:
Son los parásitos más comunes en las aves. Éstos son ácaros de un color amarillo-parduzco, los cuales se pueden ver al examinar la piel y plumas del ave. Entre las cuarenta o más especies de piojos que afectan a las aves, el más grande mide unos 2,5 mm. Los piojos pasan toda su vida sobre las aves y sus huevos o "liendres" se adhieren a las plumas en forma de racimos. Su ciclo vital se completa en dos o tres semanas, desde el estado de huevo al de adulto. Los piojos más comunes son los que afectan la cabeza, el del cuerpo, el de la cánula de la pluma y el del ala.
Tratamiento: Si encuentra liendres o piojos adultos, se debe atomizar todos los animales con malatión, a razón
de 3-4 ml por litro de agua. La aplicación deberá realizarse con preferencia en horas de la noche y con un mínimo de luz, cuando los animales estén en reposo o más tranquilos. Se recomienda entrar al galpón con cuidado y comenzar la aplicación muy despacio, con el fin de no asustarlas con el ruido de la bomba aspersora.
Garrrapatas
La garrapata, pariente mayor de los ácaros, no es un problema común en las aves, aunque a veces se presenta en climas cálidos y secos. Por la sangre que chupan, causan anemia y reducen la producción, además de ser portadoras de varias enfermedades infecciosas. Su control se realiza también con malatión.
Otros Acaros
Los ácaros son muy pequeños y apenas visibles a simple vista. Existen varias especies y en su mayoría succionan sangre, provocando anemia y malestar al huésped.
Los ácaros "rojos" o de "las perchas" son los más comunes, y pasan la mayor parte del tiempo fuera del ave. Los síntomas que provocan son anemia, baja producción de huevos y que las aves rehuyan poner en los nidales.
Los ácaros de las plumas viven casi continuamente sobre el ave. Igual que los ácaros rojos, éstos también succionan sangre. Se pueden detectar observando la piel de las aves, que suele tener un aspecto sucio. Esta especie ataca al ave cerca de la base de las plumas, causando irritación al hacer su madriguera; esto a su vez incita al ave a arrancarse las plumas.
El ácaro de la "pata escamosa" hace su madriguera en las zancas y piel (cresta y barbillones), produciendo escamas o costras. Se recomienda desechar las aves severamente afectadas.
Tratamiento: El tratamiento es similar al de los piojos, es decir se atomizan las aves con malatión, de 3-4 ml por litro de agua, pudiendo repetir si fuera necesario.

 

Gallos Pedraglio

http://gallospedragliofarm.com/articulos.htm

Seleccion de un Padrillo

UNA BUENA ELECCIÓN O ADQUISICIÓN DE PADRILLOS PARA INICIAR UNA BUENA CRÍA

 

Debe de saber que los reproductores o padrillos suelen ser siempre más cotizados que los gallos simplemente de cancha. Hablamos de dos cosas diferentes y que en la mayoría de veces se confunde. Existen los gallos para cancha y los gallos para padrillos o reproductores.

Para que tenga más clara la diferencia entre un GALLO PADRILLO y uno DE CANCHA, a continuación voy a explicar la diferencia entre ambos:

DIFERENCIA ENTRE ADQUIRIR UN GALLO DE CANCHA Y UN PADRILLO DE LINEA PARA HACER UNA LÍNEA O PARA SACAR CRÍA.-

La mayoría de galleros, suelen adquirir sus gallos en las canchas y como yo digo, se suelen llevar muchas sorpresas. El hecho es que los galleros buscan en los gallos en la cancha, las cualidades que le están faltando y hacen su esfuerzo por adquirir esos ejemplares. Pero no saben que se están llevando la “caja de Pandora”. Esto quiere decir que, si uno esta buscando por ejemplo: el “factor bravura” y lo ve en un gallo en la cancha y compra o adquiere el gallo, no podemos hablarle al oído al gallo y decirle que al copular con nuestras gallinas, solamente le aporte esa o tal cualidad. Pues no es así. El gallo aportara a nuestra cría (trabajo de selección de años), las cualidades que él quiera, que él tenga dentro de su abanico de información genética. Virtudes y defectos. Como los defectos sean mayores que las virtudes, entonces su cría caerá por debajo de la media. Produciendo gallos mediocres y malos.

Normalmente solemos usar muchas veces gallos o gallinas de las que realmente no conocemos su procedencia o que son de un ESTILO DE PLEITO diferente al que realmente necesitamos (por ejemplo, hay diferencia entre GALLOS DE DEFENSA y GALLOS DE ATAQUE). En otros casos podemos vernos tentados a comprar un GALLO DE CANCHA (que no quiere decir que sean todos malos), simplemente lo adquirimos por que vimos en él, la o las cualidades que le faltaban a mí cría. Por ejemplo: Más vuelo, registro, vista, capeo, etc. Pero en realidad, uno no va a decirle al gallo al oído: “...Gallito, yo solo quiero que me aportes en mi cría el vuelo…nada más” . Así no se comporta la genética. Puede que todo el trabajo que hemos realizado con esfuerzo (tiempo, dinero, etc.), lo perdamos en un momento. Ya que el gallo de cancha que hemos metido en nuestras crías, es a lo que yo denomino “ CAJA DE PANDORA ”. El gallo puede que nos aporte características buenas para nuestras crías, como que nos puede aportar DEFECTOS (falta de casta, diferentes colores, tallas, plumas en las patas, enanos, etc.). Que luego serán casi imposibles arreglarlos.

 

QUE CUALIDADES APORTAN LAS RAZAS O LÍNEAS DE COMBATE


Peso: Es el número de Kilos, Gramos, libras u onzas que caracteriza a la raza o línea. El gallo debe de tener el peso bien distribuido y balanceado en todo el cuerpo.
Talla: Es la altura máxima o mínima que alcanza el ave. Buscar gallos con buen alcance y buenas medidas y talla en forma proporcional y balanceada, que no le den ventaja al gallo rival y que lo mantenga al margen.
Valentía: Que tan resistente, esforzado y cuanto arrojo tiene el gallo frente al castigo y ataque del adversario durante su desempeño.
Bravura: Es la fiereza y el afán del gallo por querer matar con valentía al contrincante con mucho enfado así esté herido de muerte. Se dice del gallo indómito o indomable, aún frente a la muerte.
Acierto - Vista: Que cada golpe sea heridor y de muerte. El mayor porcentaje de heridas de muerte, medidas en base a la cantidad de golpes de muerte que el gallo le proporcione al rival. Encontrar o hallar los puntos vitales o de muerte. En caso de navajeros, que sean cortadores, no enganchadores, sino que hagan cortes e muerte.
Poder: El nivel de vigor o potencia producida o generada en cada patada, dada por la estructura de la masa muscular (Tipo de gallo). Aeróbico o Anaeróbico, cuando este patea o golpea al gallo contrincante
Rapidez - Velocidad: El número de patadas que el gallo da al contrincante en un tiempo determinado, medido en cada salto o cada vez que este ataca. También medido en base al momento de autodefensa del gallo para salir rápidamente libre de golpes y heridas. Se dice que es inversamente proporcional al acierto.
Fuerza: Energía liberada con vehemencia y resistencia, con virtud de arremeter y desplazar al gallo contrincante hacia atrás y matar.
Defensa - Juego: Cualidades del gallo para resguardarse, protegerse y mantener o sostener al gallo contrincante a margen sin darle oportunidad a este de herir u ofender. Todos los recursos del gallo en el momento de la pelea, para no dejarse tocar o herir.
Casta: Se refiere al linaje o generación de gallos y gallinas relacionada con la calidad o cualidades que este aporta a nuestro beneficio o suyo propio. Normalmente se usa el término para referirse al nivel de virilidad o resistencia efectiva matando o hiriendo al contrincante y que al recibir heridas de muerte en lugares de alto nivel en el umbral del dolor, este no huya.
Temperamento: Condición particular del gallo que resulta del predominio racial, fisiológico y hormonal del sistema orgánico, producido por enfermedades, clima - temperatura, manejo de alimentación - agua, desarrollo social y traumas psicológicos durante el desarrollo de cada animal. Se manifiesta en las diferentes actitudes del gallo, que puede ser Asustadizo o Tranquilo; Dominante, cordial, sumiso u hostil.
Tiempos: No nos referimos necesariamente al POLLÓN. Que no nos demuestra la real calidad del gallo. Lo ideal es un gallo que pase de los 2 a 5 minutos, en donde de y reciba.
Standard: Es el prototipo, arquetipo o fenotipo del gallo, que se ciñe y rige en base a normas establecidas y estipuladas en documentos elaborados de acuerdo a la forma y funcionabilidad (tipo de gallo). Es medido por ángulos, pesos, tallas, calidad y largo de estructuras y colores ya establecidos como normas de la raza.
 Vuelo: Es la capacidad del gallo de saltar y elevarse con violencia y desplazarse con mucha prisa volando hacia delante o atrás, hacia arriba o abajo, desplegando sus alas mientras este se desenvuelve en la pelea. Patear el contrincante por el aire sosteniéndose con las alas.
Resistencia: La capacidad física del gallo para llevar adelante una pelea oponiéndose eficaz y constantemente al gallo contrincante.
Tiempo de lucha antes del agotamiento: Peleas prolongadas o no. Duran entre 2 minutos o menos y hasta varias horas, dependiendo de la infusión de sangres que tenga el gallo.
Umbral del dolor: Resistencia a las heridas. Ejemplo.
Edad de madurez apto para la lucha: Ejemplo,  1 año y 7 meses.
Edad de madurez sexual del gallo: Ejemplo, 9 a 10 meses. Dependiendo de la infusión de sangres.
Edad de madurez sexual de la gallina: Ejemplo, 7 a 8  meses. Dependiendo de la infusión de sangres.

EN CASOS DE DIARREA BLANCA O VERDE.-

 

Darles media pastilla de BACTRÍN FORTE al día, por 3 días.

 

Si el ave esta muy débil, darle una cucharada sopera de PROTIVAN (polvo soluble que venden en farmacias), disuelto en un poco de agua hervida y aplicárselo en el pico con la ayuda de una jeringa sin aguja.

 

EN CASO DE PERDIDA DE PESO DE LAS AVES.-

 

Se recomienda darles en al agua o en forma de pastilla antiparasitarios. Los hay para internos (lombrices) y externos (ácaros y pulgas). Se debe de dar cada 4 meses de edad y antes de entrenar los gallos.

 

En caso de que no recuperen su peso, y siguen bajando de peso, podría ser Leucosis.

 

CUANDO HAY CLAVO DE UVA .

 

Le recomiendo limpiar muy bien la zona, sacarle el contenido y desinfectar con Agua oxigenada y luego puede echarle Yodo. Antes de cubrir con una gasa o venda limpia, debe de ponerle kenakort, mezclado con SULFA EN POLVO. Y cubrir. Luego a la tarde repetir el proceso. Esto por varios días. El casillero debe de ser desinfectado todos los días. Usando 1/4 de litro de FORMOL AL 40% mezclado con 10 litros de agua. El piso limpio siempre, por que justamente es allí en donde adquieren este problema. Por contaminación de microorganismos. Se recomienda ponerle además un suelo cómodo y blando. Puede colocar un saco de tocuyo doblado en varias partes para que sirva de colchón suave y que la herida o planta de las patas, soporten el peso del ave.

 

EN CASO DE PULGAS Y PIOJOS

 

Te recomiendo usar las pastillas de GALLOMEC que matan los parásitos internos (lombrices y tenias) y además las pulgas y piojos.

 

Debes además de fumigar con MALATHION. 4 cucharadas de sopa en 20 litros de agua + ¼ de taza de ACE o ARIEL. Fumigar todos los corrales.

 

o...usar lanzallamas a partir de las 7 PM que es la hora en que salen las pulgas. Quemar bien todo el corral y sobre todo en las esquinas y paredes.

 

Hay personas que suelen meterle petróleo en el piso para matar los huevos y larvas de las pulgas.

 

EN TODOS LOS CASOS SE RECOMIENDA FUMIGAR CON FORMOL.-

Además le recomiendo fumigar todo su galpón o su criadero con formol al 40%, se coloca medio litro de FORMOL en 20 litros de agua (la capacidad que normalmente viene en una mochila para fumigar). Fumigue bien todos los corredores, jaulas, casilleros, corrales, techos, paredes, pisos, sobre las mismas aves, comederos, bebederos...todo. Repetirlo nuevamente cada 10 a 15 días. En caso de coriza, se recomienda fumigar por 3 a 5 días seguidos (cuando haya calor o sol).

 

 

CUANDO HAY EMBUCHE (ALIMENTO QUE SE QUEDA EN EL BUCHE POR VARIOS DÍAS Y NO ES DIGERIDO)

Hay aves que suelen comer del suelo (infectado) y hay veces en que se genera ciertas infecciones o el proceso de digestión no es normal y el alimento se queda en el buche, llegándose a acidificar haciendo que el ave deje de comer y se enferme. Esto puede estar seguido de infección renal (riñones afectados) y comience a defecar líquidos blancos, amarillos y verdosos.

Se recomienda seguir algunos pasos: 

 

1.- Colocar al ave en un lugar caliente y cerrado

 

2.- Con una jeringa o embudo delgado y largo, introducirlo con cuidado por el pico, llegando hasta el buche (cuidado de no introducirlo en el sistema respiratorio, ya que podría ir el líquido a los pulmones y matar al ave).

 

3.- Introducir, estirando el cuello y cabeza del ave hacia arriba (para que ingrese el líquido por gravedad al buche), e introducir media bolsita de SAL DE ANDREWS disuelta en un poco de agua ( 5 a 10 cc de agua). Para ello hay que masajear el contenido del buche con cuidado, para que la sustancia que se ha introducido, se mezcle bien. Luego dejar al ave descansar. También de puede introducir aceite de cocina (4 cc) y pasajera el contenido.

 

4.- Luego que la acidez del buche ha pasado a básico, se introduce de la misma manera, 5 cc de LECHE DE MAGNESIA PHILIPS (laxante), para que el ave afectada elimine doto el contenido. Para ello hay que masajear el contenido del buche con cuidado, para que la sustancia que se ha introducido, se mezcle bien.

 

5.- Puede ser recomendable darle una pastilla contra lombrices, una pastilla de AMOXIL y media de BACTRÍN FORTE. DE esta manera cubrimos cualquier infección en el ave.

 

6.- Si el ave no ha eliminado el contenido del buche, tenemos dos alternativas:

 

a.- Con una cánula o tubo de jebe, introducir agua hasta el buche y cuando este se encuentre lleno, masajear nuevamente y una vez que el contenido este bien mezclado y se sienta como líquido, el ave se voltea de cabeza y se exprime el buche del pecho hacia el cuello, haciendo que todo el líquido descienda (vómito). Luego se sacude la cabeza del ave, para que no se ahogue con su propio vómito. Repetir la misma acción una vez más hasta asegurarse que el contenido fue totalmente eliminado.

 

b.- El último recurso es la operación del buche. Abrir las capas de tejidos hasta llegar al buche (hacerlo en la parte superior del buche). Vaciar y limpiar el contenido con algodón y agua limpia. Luego cocer las diferentes capas de cortes con aguja curva e Hilo. Luego limpiar con alcohol.

 

7.- Darle por algunos días PAN CON LECHE, una cucharadita de azúcar y una de sal + DEXTROSA al 33.3% (ampolletas que venden en farmacias). Ayudarlo a comer, metiéndoselo en el pico, ya que el ave se siente débil y sin ganas de comer. NUNCA DARLE ALIMENTO SÓLIDO NI GRANOS durante estos días.

EN CASO DE COCCIDIOSIS.-

6.- Si los pollos, cuando estos están tristes y erizados y caminan como dormidos y con la cabeza metida en el cuello. Si no se ve moquillo, y hacen deposiciones con sangre, seguramente es la coccidiosis. EN CASO DE COCCIDIOSIS. . Darle SULFA – K o SULFAQUINOXALINA o DELSULF. Por 3 días, descansar 2 y repetir 3 días más. Darles además maíz molido o refinado para controlar la perdida de líquidos e deshidratación y darle su es posible. Vit K (antihemorrágico) y alfalfa picada fresca. Desinfectar bien el piso con formol o quemar con lanzallamas, ya que los huevos quedan en el suelo y volverán a contagiar a los siguientes pollos.

 

 

La clase más pequeña de animal en existencia se conoce como los protozoos. Es una criatura unicelular y causa diversas enfermedades, una de las que más acarrea problemas al pollo es la coccidiosis. Ataca a los Pollos más jóvenes. Si la coccidiosis no mata el polluelo los llega a estresar mucho y al bajar las defensas, acciona otras enfermedades. Estos pequeños organismos protozoarios se multiplican muy rápidamente en los intestinos de pollos. Hay ocho diversas especies del género. Los más peligrosos son el Eimeria Tenella y Eimeria Necatrix. El E-Tenella se encuentra escondido en los intestinos y ciegos y el tipo cecal (causa la coccidiosis sangrienta). La E-necatrix y otras especies de coccidios producen la coccidiosis “tipo intestinal, cada tipo se encuentra en diversas secciones de los intestinos. Ocurre generalmente aproximadamente a las 10 semanas de edad y a menudo causa la muerte cerca de una semana después de la infección o en menos días. Los polluelos que no mueren generalmente se hacen resistentes a la enfermedad.

 

 

 

Los polluelos infectados caminan lánguidos con las plumas rizadas y están anémicos (por deshidratación, por la perdida de sangre y líquidos) y no tienen apetito. Con coccidiosis cecal, los excrementos contienen sangre. Éste es el síntoma que hay que observar en los polluelos jóvenes. Si es posible, los pollos jóvenes no deben de ser criados en la misma tierra en donde ha habido esta enfermedad. Los ejemplares mayores han aum entado una inmunidad a la enfermedad pero son portadores y son una fuente de infección a los pollos jóvenes.

 

 

Normalmente el nivel de medicación que se usa es demasiado bajo. La razón es para permitir que el pájaro aumente una inmunidad. Ahora sabe que un coccidiostáto no es para curar, sino un preventivo.

 

Si su pollo entra en contacto con coccidios usted debe cambiar de coccidiostáto a un coccidisida. Las drogas terapéuticas preferidas son el amprolio, la furazolidona de la clorotetraciclina, y la mayoría de las otras drogas son sulfas. Usted debe seguir la recomendación de los fabricantes en cuanto al número de días y la concentración de la droga a ser utilizada. Nunca las mezcle. Recuerde que usted no puede curar un pollo que no tenga la enfermedad. Usted puede tener que esperar algunos días y después repetir el ciclo otra vez. Una vez que entran en contacto con la enfermedad y se curen, tendrán la respuesta inmunitaria deseada.

 ALGUNOS CONSEJOS SANITARIOS, CONTROL Y CRIANZA: 

EN CASO DE PROBLEMAS RESPIRATORIOS 

EN CASO DE CORIZA O MOQUILLO: 

En caso de atender a cualquier animal enfermo, debemos de hacerlo depuse de atender a los sanos (dar de comer, darles el agua o cualquier contacto directo con el ave). Esto puede sonar cruel, pero sin querer podemos llevar la enfermedad en la mano y contagiársela a los sanos. Y propagamos la enfermedad por todo el galpón. Evitar también la contaminación cruzada y colocar a las aves enfermas en un lugar apartado para atenderlas luego de finalizar con las aves sanas. No dejar sueltos pollos enfermos ya que van bebiendo y comiendo de los casilleros o corrales de las aves sanas, desperdigando la enfermedad por todos lados y creando una pandemia. 

1.- MOQUILLO : darles a los pollos afectados ½ pastilla de AMOXIL O VELAMOX . A los gallos i pastilla entera. Se les da en el pico. En ambos 1 vez por día. Luego repetirlo por 5 días. Limpiarle los mocos todos los días (lavarlo bien). También venden el genérico AMOXIXILINA que es mucho más económico (500 mgrs).

 

 

2.- EN CASO DE RONQUERA o DIARREA VERDE o BLANCA : Darles 1/ 2 pastilla de BACTRIN FORTE a adultos y ¼ de pastilla a los pollos, una vez al día por 2 a 3 días. Además darles SALBUTAMOL JARABE (expectorante) una cucharadita en el bebedero y remover bien, por 5 días. 

3.- Si hay HINCHAZÓN DE LA CARA , colocarle 3 veces al día la pomada de NOTIL CREMA o FRAMIKORT OFTALMICO (una gota al ojo. 3 veces al día). 

4.- Si hay PLAQUETAS BLANCAS O AMARILLAS en la cavidad bucal. Ponerle CANESTEN (pomada vaginal, de mujeres) con la ayuda de un isopo, por 5 días. Contra la Tricomona. *Antes tratar de limpiar y eliminar ese material o plaquetas. Luego limpiar con yodo (hisopo con yodo) y aplicar EL CANESTEN. La TRICHOMONA ( Trichomona vaginalis ) es la misma que la que se desarrolla en el tracto vaginal de las mujeres y en situaciones húmedas. Darle al ave afectada, dieta blanda: Huevo duro chancado + avena quacker + azúcar + pan rallado + quinua sancochada + PVM o PROTIVAN. Por 1 semana. 

5.- Fumigar con FORMOL los corrales. Mezclar ½ litro de Formol + 20 litros de agua. Fumigar los corrales, comederos, bebederos, casilleros, pasadizos, etc. Fumigar cada 10 días. En caso de tener coriza, fumigar por 3 a 4 días seguidos. 

 

 

Es casi imposible que se pueda prevenir la coccidiosis sólo con higiene en las instalaciones así que lo recomendable es administrar un alimento balanceado que generalmente vienen con fármacos llamados coccidiostatos como la salinomicina, en dado caso de administrarles granos a las aves, dar un tratamiento preventivo con Bay cox en agua de bebida o también administrar TRES SULFAS, SULFAQUINOXALINA, SULFA-K, es mejor administrar las sulfas en agua porque el ave puede dejar de comer pero no de beber. hay que tener en cuenta que la coccidiosis se presenta en todas las edades, pero tiene una mortalidad mayor en aves jóvenes comparada con aves adultas. un sólo animal enfermo puede desencadenar un brote generalizado en todo el galpón o corrales, debido a que el ave enferma elimina los esporozoitos (como huevos) por las heces, los cuales tienen un proceso de maduración y se vuelven infectivos y son ingeridos por las aves a partir de alimento y agua contaminada. La diarrea sanguinolenta se debe a una enteritis hemorrágica la cual es causada por la destrucción de enterocitos.

 

 

Los signos clínicos son:

Plumas erizadas

Depresión

Deshidratación (que es lo que en realidad mata al pollo afectado)

Falta de apetito

Alas caídas

Heces sanguinolentas frecuentemente diarreicas o no.

Adelgazamiento (baja condición corporal)

Éstos signos predisponen a las aves a otras infecciones oportunistas, así que es común que se presenten neumonías, influenza, problemas oculares además de enfermedades virales que para las cuales no fue vacunada.

 

Es recomendable administrarles a las aves afectadas electrolitos disueltos en agua para hidratarlas, los electrolitos se administran aquellos días que no se les da el tratamiento con sulfas a las aves. Fumigar todo el corral o criadero con formol para eliminar los OOcistos (huevos) y no se sigan contagiando generación a generación. Fumigar con FORMOL los corrales. Mezclar ½ litro de Formol + 20 litros de agua. Fumigar los corrales, comederos, bebederos, casilleros, pasadizos, etc. Fumigar cada 10 días.

ENFERMEDADES

Bronquitis infecciosa

Agente causal: Esta enfermedad es causada por un coronavirus, el cual afecta sólo a pollos y gallinas.

Síntomas: Se producen ruidos respiratorios típicos de la enfermedad, tanto en aves jóvenes como en adultas, incluyendo jadeos, estertores (debido a la mucosidad de la tráquea), tos, secreción nasal y ojos llorosos. Basándose solamente en los síntomas respiratorios, es difícil diferenciarla de la enfermedad de New Castle. A diferencia con la enfermedad de New Castle, la bronquitis nunca presenta síntomas nerviosos y la mortalidad es menor, la producción de huevo aunque también se afecta, nunca baja hasta cero, la calidad del huevo se altera durante más tiempo y las aves tardan más en normalizar la postura.

Transmisión: La enfermedad se transmite fácilmente por medio del aire y cualquier otro medio mecánico. La bronquitis generalmente afecta a todo un lote de aves en forma simultánea, completando su curso respiratorio en 10-15 días.

Tratamiento y control: No existe un tratamiento específico y una vez que se presenta es difícil de controlar. Se puede producir inmunidad rápidamente mediante la aplicación de la vacuna. La vacuna de las cepas Connecticut o Massachusetts atenuadas, solas o en combinación, pueden aplicarse desde el primer día de nacidas.

Cólera aviar

Agente causal: Es una enfermedad muy contagiosa de los pollos, pavos y otras aves. Es causada por una bacteria llamada Pasteurella multocida.

Síntomas: Puede presentarse en tres formas:

1. En la forma aguda, el cólera aviar ataca todo el cuerpo, afectando a gran cantidad de animales y causa una mortalidad elevada. Gran cantidad de las aves dejan de comer y beber, perdiendo peso en forma rápida; pudiendo presentarse diarrea de color amarilloverdoso y una marcada caída en la producción de huevos. Puede ocurrir parálisis debido a las inflamaciones de las patas y dedos.

2- En la forma sobreaguda, produce la muerte súbita de animales aparentemente sanos. El ataque es tan rápido que el mismo avicultor puede no notar que está ante un brote de la enfermedad.

3- En ocasiones puede adoptar la forma crónica, en la que la enfermedad se localiza, provocando inflamaciones en la cara y barbillas de las gallinas. Las barbillas pueden tomar un color rojo vino y sentirse calientes al tacto.

El cólera por lo general no se presenta en pollos jóvenes, pero sí en los pavos.

Transmisión: Los desechos físicos de las aves enfermas contaminan el alimento, agua y la cama, infectándose así los otros animales sanos. También pueden infectarse cuando las aves sanas picotean los cadáveres de animales que padecieron la enfermedad. El brote se presenta entre los cuatro y nueve días después de contraída la infección.

Tratamiento y control: Para su tratamiento se ha recomendado el uso de sulfas, como la sulfaquinoxalina. Otros productos como enrofloxacina y fosfomicina se recomiendan para el tratamiento de esta y otras enfermedades respiratorias.

Para controlar la enfermedad se recomienda eliminar pronto los cadáveres, con el fin de no sean consumidos (canibalismo) por las otras aves. Se debe hacer una limpieza y desinfección total de las instalaciones

y equipo. La aplicación de bacterinas es aconsejable en la mayoría de las zonas donde exista un alto grado de riesgo de que se presente un brote.

Coriza infecciosa

Agente causal: Esta enfermedad es producida por una bacteria llamada Haemophilus gallinarum.

Síntomas: Entre los primeros síntomas se presentan estornudos, seguidos por una supuración maloliente e inflamación de los ojos y senos nasales. Conforme avanza la enfermedad, el exudado se vuelve caseoso (como queso) y se acumula en los ojos; produciendo hinchazón y en muchos casos hasta la pérdida de los ojos. El problema se puede acelerar o agravar cuando se presentan cambios bruscos de las corrientes de aire, de temperatura, humedad, o por la desparasitación y vacunación. Generalmente disminuye el consumo

de alimento y la producción de huevos.

Transmisión: La enfermedad se puede transmitir de un animal a otro y de una parvada a otra por contacto directo, por medio de las partículas de polvo que mueve el aire entre galerones o por medio de las personas que cuidan de los animales.

Tratamiento y control: El mejor control es mediante la prevención, criando nuevos lotes de pollitas en galpones alejados de las aves viejas o de aquellas sospechosas de ser portadoras de la enfermedad.

No existe un tratamiento específico, aunque se recomienda el uso de antibióticos para evitar posibles infecciones secundarias.

Se puede aplicar antibióticos como la estreptomicina por vía intramuscular en una dosis única de 200 miligramos por polla o gallina, o de 300 a 400 miligramos por gallo. La eritromicina en el agua de bebida, en dosis de 0,5 g/galón (3,785 l) durante siete días, o en el alimento a razón de 92,5 g por tonelada, durante 7 a 14 días.

Encefalomielitis aviar

Agente causal: La enfermedad es causada por un "enterovirus" del grupo de los picornavirus. Generalmente afecta a aves entre la primera y tercera semana de edad y a las adultas durante el período de postura.

Síntomas: Los síntomas se presentan con más frecuencia en animales jóvenes, al manifestar un caminar vacilante, incoordinación y hasta parálisis parcial o total. A medida que aumenta la incoordinación

muscular, las aves tienden a sentarse sobre los tarsos (talones), empeorando hasta que ya no puedan caminar. Al manipular estas aves, se puede sentir los temblores rápidos del cuerpo.

Transmisión: La encefalomielitis se transmite principalmente por medio de los huevos de aves infectadas; aunque no se descarta la posibilidad de propagarse en forma directa o por medio de las heces.

Tratamiento y control: No existe tratamiento curativo y se recomienda el sacrificio de los animales jóvenes afectados. Los reproductores vacunados después de las 10 semanas de edad transmiten la inmunidad

a la progenie por medio del huevo.

Enfermedad respiratoria crónica (aerosaculitis)

Agente causal: Es causada principalmente por Mycoplasma gallisepticum, aunque también se ha encontrado Escherichia coli.

Síntomas: Los primeros síntomas se asemejan a los producidos por las enfermedades de New Castle y bronquitis infecciosa, tales como dificultad al respirar, mucosidad nasal y estertores de la tráquea.

Con frecuencia se encuentra un material blancuzco y espumoso en la tráquea y sacos aéreos. En los casos avanzados de la enfermedad se puede apreciar el hígado y corazón cubiertos por un exudado de color blanco o amarillo. El curso de la enfermedad es lento.

Transmisión: La enfermedad se transmite por contacto directo, de una ave a otra o por medio de las partículas de polvo que lleva el viento de un galpón a otro. El problema principal es que las gallinas pueden transmitir la enfermedad a sus hijos por medio del huevo.

Tratamiento: Aunque el tratamiento con antibióticos específicos da resultados satisfactorios, económicamente hablando, lo mejor es su control mediante la eliminación de los animales enfermos. Las pruebas serológicas permiten detectar las reproductoras positivas a nivel de granja, con lo que se puede ofrecer aves libres de esta enfermedad. Los huevos fértiles podrían tratarse con antibióticos como el tartrato de tilosina, para eliminar los microorganismos de M. gallisepticum.

El glutamato de eritromicina en concentraciones de 2 g/galón de agua durante tres días ha reducido notablemente la infección.

El tartrato de tilosina se emplea con muy buenos resultados en dosis de 0,5 g/l de agua, durante 2-3 días, dependiendo de la infección.

Gumboro o bursitis

Agente causal: Esta enfermedad es causada por un birnavirus, el cual es muy resistente a las condiciones ambientales desfavorables, por lo que se dificulta su erradicación de las granjas infectadas.

Síntomas: Muchas veces, el primer síntoma de la enfermedad de Gumboro o Bursitis es un ruido respiratorio. Otros síntomas que se pueden apreciar son decaimiento, plumas erizadas, temblores, diarreas acuosas y prostración. Los brotes ocurren con más frecuencia cuando las aves tienen de 3 a 8 semanas de edad. La mortalidad por lo general no sobrepasa el 10% y en una segunda infección del mismo lote, la mortalidad es aún menor.

 

La Bolsa de Fabricio (ubicada sobre la cloaca), se encontrará inflamada y su tamaño puede ser dos o más veces su tamaño normal. En animales sanos, la Bolsa de Fabricio es más pequeña que la vesícula. En los casos crónicos, la bolsa será más pequeña (se atrofia), por lo que la respuesta a la vacunación es menor, aumentando la susceptibilidad a otras infecciones.

Transmisión: La enfermedad es muy contagiosa y se transmite por contacto directo de las aves, de sus excrementos; o por medio del equipo y ropa de los operarios.

Tratamiento: Todavía no se conoce un tratamiento adecuado. La prevención, de las reproductoras y las aves jóvenes, mediante la vacunación es el mejor control de la enfermedad. El método más eficaz para controlar la enfermedad de Gumboro es la de inducir una alta inmunidad a las madres, la cual es transmitida a sus hijos por medio del huevo.

Influenza aviar

Agente causal: Al igual que otros virus de la influenza aviar, pertenecen a la familia Orthomyxovridae. Todos

los virus de la influenza que afectan a los animales domésticos son del grupo "A". Los otros grupos "B" y "C" afectan sólo al ser humano; sin embargo el tipo "A" es el que origina generalmente las epidemias más importantes en el hombre.

Síntomas: Las infecciones causadas por Influenza Aviar Altamente Patógena (IAAP) dan como resultado una marcada depresión, plumas erizadas, inapetencia, sed excesiva, caída en la producción de huevo y diarrea acuosa. Esta última es de un color verde brillante, modificándose a casi totalmente blanca.

Las aves adultas con frecuencia presentan inflamación de las barbillas y crestas, además de edema alrededor de los ojos.

A menudo se encuentran las puntas de las crestas con un color cianótico o morado.

Los últimos huevos puestos después de iniciado el brote, por lo general son sin cascarón. Los síntomas respiratorios pueden o no ser un factor significativo de la enfermedad, debido a la gravedad de la lesión en la tráquea y a la acumulación de mucosidad. La mortalidad y morbilidad, de hasta un 100%, puede presentarse

durante las primeras 24 horas y prolongarse hasta una semana o más; aunque algunos animales gravemente afectados podría recuperarse.

Esta enfermedad puede confundirse fácilmente con New Castle o con enfermedades agudas bacterianas como el cólera aviar.

Transmisión: Se cree que las aves acuáticas migratorias son generalmente las responsables de introducir el virus en los pollos y gallinas. Las investigaciones indican que el virus se extiende de unas a otras por medio del movimiento de las aves infectadas, equipo, cartones para huevo o camiones con alimento contaminado y por medio del agua contaminada con secreciones y por vía aérea o aerosol, cuando estornudan los animales infectados.

Tratamiento y control: Las vacunas inactivas en aceite han demostrado ser efectivas, tanto para reducir la mortalidad como para prevenir la enfermedad.

El tratamiento con hidrocloruro de amantadina ha sido aprobado para uso en humanos desde 1966 y es efectivo para atenuar la severidad e incidencia de Influenza Aviar. Puede administrarse por medio del agua de bebida.

No existe evidencia que justifique inquietud alguna de que los virus aviares sean una amenaza para los humanos.

Enfermedad de Marek

Agente causal: La enfermedad es causada por un virus herpes.

Síntomas: En pocas ocasiones ocurre que algunos animales mueren sin presentar los síntomas característicos de la enfermedad; sin embargo, en la mayoría de los casos la afección se presenta en los nervios ciáticos, lo cual les produce cierto grado de parálisis de las patas y alas. En casos avanzados se ve a los animales caídos con una pata estirada hacia adelante y la otra hacia atrás, y una de las alas caídas, como tratando de apoyarse en ella. Como parte del complejo de leucosis, también se puede observar tumores en el hígado, pulmones, riñones, ovarios, ojos y en otros órganos.

Debido a la parálisis de las patas, los animales no pueden movilizarse hasta los comederos y bebederos, por lo que gradualmente pierden peso hasta que postradas en el suelo, mueren por inanición.

Los músculos de la pechuga se reducen casi por completo, palpándose sin carne el hueso del esternón o quilla. Los síntomas aparecen generalmente después de las 15 semanas de edad; siendo la mortalidad superior al 50 % en lotes de aves no vacunadas.

Transmisión: La transmisión del virus se lleva a cabo principalmente por medio de las escamas que se desprenden de los folículos (raíz) de las plumas, las cuales se transportan por el viento.

Estas escamas se adhieren a las partículas de polvo que se acumula en las paredes y cedazo de los gallineros, donde puede sobrevivir por más de un año en esas condiciones. De ahí la importancia que tiene la sanidad en las instalaciones, por lo que se debe sacudir los cedazos con frecuencia.

Tratamiento y control: Hasta el día de hoy no se conoce ningún tratamiento contra la Enfermedad de Marek. Su control se realiza mediante la vacunación de todos los animales, por la vía subcutánea en dosis de 0,2 ml, durante las primeras 24 horas de vida. Esta vacuna protegerá a las aves durante toda su vida. La vacuna debe ser aplicada a las aves recién nacidas antes de que salgan de la planta de incubación.

New Castle

Agente causal: La enfermedad de New Castle es producida por un paramyxovirus. Aunque se conoce solo un serotipo del virus, se han aislado diferentes cepas, que se clasifican de acuerdo a su virulencia o la velocidad con que pueda matar al embrión. La cepa "lentogénica" (La Sota) es la que tarda más tiempo en matar el embrión, la "mesogénica" (B1 y Roakin) es la cepa intermedia, y la "velogénica" (Kansas) la cepa más patógena y que toma menos tiempo en matar el embrión.

Actualmente el país se encuentra libre de esta enfermedad y así fue declarado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos de América (USDA).

Síntomas: Los primeros síntomas son problemas respiratorios con tos, jadeo, estertores de la tráquea y un piar ronco, siguiendo luego los síntomas nerviosos característicos de esta enfermedad; en que las aves colocan su cabeza entre las patas o hacia atrás entre los hombros, moviendo la cabeza y cuello en círculos y caminando hacia atrás.

La mortalidad puede ser mayor al 50 % en animales jóvenes, en ponedoras, aunque no es tan alta, aparecen los síntomas respiratorios y la producción de huevos baja a cero en uno o dos días. La producción se recupera unas seis semanas después, pero se encontrarán huevos con la cáscara delgada y deforme, y algunos hasta sin la cáscara. En los animales afectados con New Castle se puede observar a veces una diarrea verdosa que indica la falta de ingestión de alimentos.

Transmisión: Esta enfermedad es muy contagiosa y se transmite por medio de las descargas nasales y excremento de las aves infectadas.

Tratamiento y control: No existe ningún tratamiento efectivo contra la enfermedad de New Castle. El único control se logra mediante la vacunación, la cual se repite varias veces durante la vida del animal. Se recomienda como norma general, la primera vacunación a los cuatro días de nacidas con la Cepa B1 del tipo suave, luego se continúa a las cuatro y doce semanas con la Cepa La Sota. De aquí en adelante se vacunará cada tres meses con la Cepa La Sota. Para facilidad de aplicación, cuando son lotes grandes de aves, se recomienda hacerlo por medio del agua de bebida, en cantidad suficiente como para que la puedan consumir en unos 15-20 minutos. Como estabilizador, al agua se le debe agregar leche descremada en polvo, a razón de una cucharada por galón.

Viruela aviar

Agente causal: Es producida por el virus (Borreliota avium), el cual se disemina muy lentamente. En nuestro medio rural se le conoce como "bubas" y "pepilla".

Síntomas: La viruela aviar se presenta en dos formas:

- La forma húmeda o diftérica, afecta las mucosas de la garganta, boca y lengua, provocando la formación de úlceras o falsas membranas amarillentas; y

- La forma cutánea o seca, que produce costras o granos en la cresta, barbillas y cara.

A pesar de que la forma cutánea es la más frecuente; la forma húmeda produce una mortalidad más inmediata. En brotes severos, los animales se ponen tristes, dejan de comer y bajan de peso. Los síntomas característicos de las pústulas o granos de la cara y cresta así como los parches amarillos necróticos de la garganta y boca son difíciles de confundir.

Estos parches necróticos en la boca, conocidos en nuestro país como pepilla, y los granos de la cara no se deben de eliminar, pues al quitarlas dejan úlceras sangrantes y se aumenta el contagio a otros animales sanos.

Transmisión: El virus se transmite por contacto directo, de un animal a otro o por medio del alimento o agua de

bebida. Los zancudos u otros insectos que chupan sangre podrían ser transmisores de esta enfermedad entre aves y galerones. Los animales que han padecido la enfermedad y se recuperan, quedan como portadores del virus, por lo que se recomienda eliminarlos o al menos no mezclarlos con animales más jóvenes y sanos.

Tratamiento y control: No existe ningún tratamiento efectivo, aunque se recomienda el uso de antibióticos con el objetivo de evitar infecciones secundarias. El uso de la vacuna es una práctica común entre los avicultores, quienes lo hacen de rutina por su bajo costo y facilidad de aplicación. Se recomienda revacunar cuando algún animal aparezca con los síntomas descritos.

Para evitar brotes severos de la enfermedad, se debe vacunar de inmediato a todos los animales que no muestren los síntomas característicos; sin embargo, una vez que se maniieste alguno de ellos, no es aconsejable vacunar, ya que una fuerte reacción a la vacuna les podría ocasionar la muerte.

 

PARASITOS

XVI.1 Internos

Esta sección se refiere básicamente a los parásitos que afectan el tracto digestivo. Algunos de estos consisten de una sola célula, como los coccidios, que son protozoarios y no pueden verse a simple vista.

Los parásitos internos causan pérdidas millonarias a la avicultura en el mundo entero; sin embargo, muy pocos productores tienen la costumbre de buscar la presencia de parásitos en forma periódica, en el excremento de sus aves. La mayoría de estos parásitos se observan a simple vista, especialmente la lombriz intestinal grande, llamada ascaris (Ascaridia galli) y la tenia o lombriz plana, conocida comúnmente como "solitaria".

Existen otras lombrices más pequeñas que a veces no se distinguen con facilidad a simple vista, como la cecal (Heterakis gallinae) y la capilar.

Como regla general se pueden desparasitar las aves a las ocho semanas de edad y repetir a las 18 semanas con algún vermífugo triple. Si se sospecha de la presencia de algún tipo de parásito en las heces, lo más recomendable es enviar muestras al laboratorio para ser analizadas y que ellos le recomienden el vermífugo a utilizar.

Protozoarios

Coccidiosis

Es producida por un protozoario (animal de una célula) que ataca el sistema digestivo; en especial el intestino delgado, los ciegos y el intestino grueso. La coccidiosis es una enfermedad que ataca tanto a los pollos como a los pavos y muchos otros animales. Los coccidios son parásitos muy específicos en cuanto al huésped, así la especie que afecta a las gallinas no afectará a los pavos ni a otros animales.

Son tan específicos, que algunas especies de coccidios afectan sólo una determinada área del tracto digestivo, como en el caso de las aves de corral. Se conocen nueve especies diferentes de coccidios, pero son cinco las que causan los mayores daños en la avicultura mundial. Cada una de las especies afecta una porción diferente del tracto: Eimeria acervulina (mitad superior del intestino delgado), E. tenella (ciegos), E. necatrix (mitad media del intestino delgado), E. maxima (mitad inferior del intestino delgado) y E. brunetti (mitad inferior del intestino delgado, recto y cloaca).

Estos organismos destruyen las células del tracto digestivo que normalmente son las que absorben los alimentos. Las formas agudas de la coccidiosis producen serios daños en los tejidos, causando hemorragias y al final hasta la muerte.

Ciclo de vida: Los coccidios pasan por diferentes estadios de desarrollo que empiezan y terminan en lo que se denomina ooquiste coccidial. Con la presencia de factores como la humedad, oxígeno y la temperatura adecuada, hacen que dentro del ooquiste se desarrollen cuatro esporas que contienen dos esporozoitos cada una. Cuando un ave ingiere un ooquiste esporulado o maduro, los ocho esporozoitos salen del mismo e invaden las células epiteliales de la pared intestinal. Una vez dentro de la pared intestinal interna, los coccidios se dividen repetidamente mediante un proceso de reproducción asexual, produciendo grandes cantidades de cuerpos llamados merozoitos, los cuales son los que producen mayor daño en las paredes internas del intestino y ciegos.

Al salir los merozoitos de las células del epitelio, rompen la pared celular, lo cual produce una hemorragia. Esta hemorragia en uno de los síntomas característicos de la coccidiosis, pues la sangre se puede observar a simple vista en las heces.

Transmisión: La coccidiosis se transmite de un ave a otra por medio del alimento y/o el agua de bebida contaminados o cualquier otro material que contenga coccidios. Los ooquistes pueden ser transportados

de un lugar a otro por medios mecánicos, como el equipo, trabajadores, animales domésticos u otras aves.

Los ooquistes pueden sobrevivir en suelos húmedos por períodos de más de un año. En ocasiones, de un momento a otro, se presentan brotes de coccidiosis en galeras donde se han desarrollado otras aves por más de año y medio, sólo se necesita que ocurran en forma simultánea condiciones de humedad y altas temperaturas para que los ooquistes se vuelvan infecciosos.

Prevención: Prácticamente en todas las camas de los gallineros se encuentran coccidios, por lo que es casi imposible evitar que en cualquier momento se presente un brote. No obstante, el grado de infección de coccidiosis se puede mantener bajo, si se tiene una adecuada sanidad y especialmente, la cama seca. Por esta razón se debe mantener en buen estado los bebederos, evitando que se produzcan focos de humedad debajo de los mismos o que se meta el agua de lluvia.

Con el uso de coccidiostatos en el alimento concentrado, se logra producir una moderada infección, con lo cual las aves adquieren inmunidad. La inmunidad a una especie no protege contra las

demás.

Tratamiento: En el comercio se pueden conseguir varios coccidiostatos para administrar con el alimento concentrado, en forma preventiva. Uno de los mejores productos para el tratamiento de la coccidiosis es la sulfaquinoxalina, aunque en caso de no poder conseguirla en el mercado, se puede utilizar la sulfasuccidina o sulfametazina para uso humano.

Estas se adquieren en la mayoría de las farmacias.

B. Lombrices

Estas son los parásitos más grandes que afectan a las aves. Las lombrices afectan el desarrollo y productividad de todas las aves infestadas, aumentando por eso los costos de alimentación. Además, cuando el ave se debilita por la infestación de las lombrices, éstas son más susceptibles a ser atacadas por otros organismos.

Ascaris

La lombriz grande, Ascaridia galli, es una de las más comunes que afecta a las aves. Estas pueden medir entre cuatro y ocho cm de longitud, redondas, de un cuerpo relativamente grueso y de color blanco amarillento.

Cada hembra produce gran cantidad de huevos (unos 5.000 por día), los cuales son expulsados, en forma inembrionada, junto con las heces. Una vez fuera del ave, si existe buena humedad y altas temperaturas, se vuelven infecciosos en un período de unos diez días. En ésta última forma, cuando son ingeridos por otra ave, pueden desarrollarse nuevamente hasta llegar al estado de lombriz adulta. Las lombrices adultas se pueden observar a simple vista en la excreta de las aves.

Tratamiento: El uso de piperazina es el más indicado para eliminar el ascaris.

Cecales

La lombriz cecal, Heterakis gallinae, es idéntica al ascaris, en su presentación y su ciclo de vida; excepto por su tamaño, la cual puede medir unos 12 mm.

Las lombrices adultas pueden observarse con facilidad en los "ciegos" de las aves infestadas.

Tratamiento: Al igual que el ascaris, la piperazina es el producto a usar para el control de la lombriz cecal.

Tenias

También llamadas lombrices planas o "solitarias", por su aspecto chato; son segmentados y de color blanco, con aspecto de una cinta. Existen más de diez especies de tenias, aunque sólo unas seis o siete especies son las que afectan a los pollos. La mayoría son bastante grandes y miden hasta 15 cm, pero algunas de las pequeñas podrían pasar inadvertidas.

Este parásito se adhiere a la mucosa del intestino mediante unas ventosas que posee en la cabeza. Los segmentos, cada uno de los cuales tiene los órganos sexuales masculinos y femeninos se forman detrás de la cabeza; los cuales se desprenden cuando llegan al extremo posterior del cuerpo; en esta etapa están llenos de huevos.

Una vez fuera del cuerpo del huésped no infectan al ave, éstos deben ser ingeridos por un huésped intermedio como los caracoles, babosas, etc., para los cuales si son infecciosos. El tipo de huésped intermedio depende de la especie de tenia. El ave luego ingiere al huésped intermedio y ahí es cuando vuelve a infestarse.

Tratamiento: Se recomienda el uso de vermífugos triple para la eliminación de las tenias, el cual también elimina las otras lombrices redondas.

XVI.2 Externos

Los parásitos que afectan externamente el cuerpo de las aves se alimentan principalmente de células muertas de la piel y plumas (como los piojos) o bien extraen la sangre o jugo de los tejidos (linfa), como los ácaros, garrapatas, pulgas, chinches mosquitos, etc.

 

Piojos:

Son los parásitos más comunes en las aves. Éstos son ácaros de un color amarillo-parduzco, los cuales se pueden ver al examinar la piel y plumas del ave. Entre las cuarenta o más especies de piojos que afectan a las aves, el más grande mide unos 2,5 mm. Los piojos pasan toda su vida sobre las aves y sus huevos o "liendres" se adhieren a las plumas en forma de racimos. Su ciclo vital se completa en dos o tres semanas, desde el estado de huevo al de adulto. Los piojos más comunes son los que afectan la cabeza, el del cuerpo, el de la cánula de la pluma y el del ala.

Tratamiento: Si encuentra liendres o piojos adultos, se debe atomizar todos los animales con malatión, a razón

de 3-4 ml por litro de agua. La aplicación deberá realizarse con preferencia en horas de la noche y con un mínimo de luz, cuando los animales estén en reposo o más tranquilos. Se recomienda entrar al galpón con cuidado y comenzar la aplicación muy despacio, con el fin de no asustarlas con el ruido de la bomba aspersora.

Garrrapatas

La garrapata, pariente mayor de los ácaros, no es un problema común en las aves, aunque a veces se presenta en climas cálidos y secos. Por la sangre que chupan, causan anemia y reducen la producción, además de ser portadoras de varias enfermedades infecciosas. Su control se realiza también con malatión.

Otros Acaros

Los ácaros son muy pequeños y apenas visibles a simple vista. Existen varias especies y en su mayoría succionan sangre, provocando anemia y malestar al huésped.

Los ácaros "rojos" o de "las perchas" son los más comunes, y pasan la mayor parte del tiempo fuera del ave. Los síntomas que provocan son anemia, baja producción de huevos y que las aves rehuyan poner en los nidales.

Los ácaros de las plumas viven casi continuamente sobre el ave. Igual que los ácaros rojos, éstos también succionan sangre. Se pueden detectar observando la piel de las aves, que suele tener un aspecto sucio. Esta especie ataca al ave cerca de la base de las plumas, causando irritación al hacer su madriguera; esto a su vez incita al ave a arrancarse las plumas.

El ácaro de la "pata escamosa" hace su madriguera en las zancas y piel (cresta y barbillones), produciendo escamas o costras. Se recomienda desechar las aves severamente afectadas.

Tratamiento: El tratamiento es similar al de los piojos, es decir se atomizan las aves con malatión, de 3-4 ml por litro de agua, pudiendo repetir si fuera necesario.

 Sacado de Gallos Pedraglio

http://www.gallospedragliofarm.com/

 

 

 

 

 

CUADRO EN CONSTRUCCIÓN (DATOS EN REVISIÓN)

 

LINEA O RAZA

PESO PROMEDIO

TIPO DE ARMA

FORMA ARMA

TAMAÑO ARMA

AREA ATAQUE

ESPAÑOL

1.2 a 1.9 Kg.

Espuela Natural

Curva

Mediana

Cabeza y Base cuello

ASIL REZA

2 a 2.5 Kg.

Pata Forrada o Espuela metálica

roma

corta

a la Cabeza y base

NAVAJERO PERUANO

5 a 7 Kg.

Navaja de Olivo

Semi curva

7 a 9 Cmtrs

al Cuerpo

NAVAJERO DE PULGADA

3 a 3.5 Kg.

Navaja de pulgada

Curva

1 Pulgada

Cuerpo - Base y cabeza

NAVAJERO DE MEDIA PULGADA

2 a 3 Kg.

Navaja de media

Semicurva

1/2 Pulgada

Cabeza y Base

NAVAJA DE CUARTO DE PULGADA

2 a 3 Kg.

Navaja corta

Semicurva

1/4 de Pulgada

Cabeza

OLD ENGLISH GAME

4.5 a 5 Libras

Gaff

Semicurva acurva

largo a mediano

Todo el cuerpo

ESPULELA CUARTO DE REDONDA

2 a 3 Kg.

Espuela

roma metálica

de 1/4 de pulgada

cabeza

CRIOLLOS ARGENTINOS

 

 

 

 

 

CRIOLLOS BOLIVIANOS

 

 

 

 

 

CRIOLLOS BRASILEROS